“La montaña más pequeña puede proporcionarte la mayor de las satisfacciones”.

GERLINDE KALTENBRUNNE

“El montañismo, los que lo viven lo sienten igual que tú, y a los que no lo conocen no intentéis explicárselo porque no os comprenderán”.

INSCRIPCION EN LA CIMA DEL PICO PUNTA AGUERRI.

viernes, 10 de junio de 2011

Ibones Batisielles- Perramó. 11-06-2011


          Ya hace tiempo que teníamos pensado recorrer estos ibones que se encuentran en el Valle de Batisielles.  Para mí  es una zona que me cautivo ya hace mucho tiempo, uno de los rincones más maravillosos del Pirineo, donde el bosque, el agua, las vertiginosas paredes de la Aguja de Perramó, Ixea…en fin un enclave idílico para estos ibones.


                                                                Aigüeta de Batisielles


 
            Como de costumbre a las 6 partimos de Zaragoza, esta vez Paco, Gustavo y un servidor.  El viaje se hace algo largo, sobre todo el tramo final del congosto del ventanillo, sobre las 9 llegamos al parking (1300m) a la entrada del valle de Estós, nos preparamos, y distribuimos la tienda entre los tres.
            Comenzamos a caminar y enseguida hace acto de presencia el agua, con el embalse de Estós, nuestro camino transcurrirá, en esta primera parte al lado de las aguas provenientes de los ibones que más tarde visitaremos.



           Bastante cargados iniciamos la marcha, al fondo la presa del Embalse de Estós.


 
            El camino es bastante suave, pronto tendremos unas magnificas vistas hacía el Pico Perdiguero, la cosa cambiara cuando tengamos que girar hacía la izquierda, una vez pasada la caseta de Santa Ana, aquí nos adentraremos en el bosque, con unas continuas rampas, que nos irán poniendo a prueba, nos cruzamos con varios grupos de excursionistas que por su equipación nos hacen pensar que  su objetivo no esta muy lejos, y es que subir hasta el primero de los ibones (ibonet de batisielles) el esfuerzo realizado tiene un gran premio, con un entorno bucólico donde el verde predomina y con un fondo montañoso predominando la aguja de Perramó, espectacular.



                                         Una curiosa fuente en el inicio del recorrido.



                                          El pico Perdiguero entre las nubes.



                                                          No hay perdida.


                                             Nos adentramos por el bosque.

             Nosotros alcanzaremos dicho ibón (1920m),  sobre las 11, y tomaremos la decisión de plantar la tienda, y vaciar parte de nuestras mochilas, las cuales van bastante cargadas, esta la colocaremos un poco apartada, junto al cauce del pequeño río formado por el agua sobrante de los ibones.


                                                   Ibonet de Batisielles.



                                  Ya hemos plantado la tienda, y cogemos lo esencial.



            Nuestra idea es comenzar por los ibones de Batisielles y según nuestra información desde estos bajar hasta el de Escarpinosa para volver a subir hasta los de Perramó.  Un cartel nos índica donde comienza la senda hacía el gran Batisielles y con una duración de 1 hora.  Primero ascenderemos en línea recta para luego continuar a media ladera y finalmente salvar una pared que ya nos dejará en las proximidades del Ibón (2250m).  Tendremos unas buenas vistas sobre el Valle de Estos, e incluso sobre las Maladetas. 



                                 Vamos ganando altura al fondo las Maladetas.


             El ibón es bastante grande, estamos solos, bueno acompañados de una infinidad de moscas que no nos dejan en paz, por lo que pronto emprendemos camino hacía nuestro segundo objetivo del día, la Aigüeta de Batisielles, continuaremos por una senda evidente, e iremos remontando entre mojones hasta localizar el Ibón (2330m).  Se trata de un ibón más reducido pero con un gran encanto por encontrarse bajo las faldas de la aguja de Perramó, tras las fotos y descansar un poquito deliberamos sobre el siguiente paso a dar, la información que tenemos es que existe un camino hasta el ibón de Escapinosa, pero esto representa descender considerablemente para volver a subir hasta los ibones de Perramó, y actualmente estamos prácticamente a la misma altitud, sin ver los ibones de Perramó se intuye donde se encuentran así que continuamos siguiendo los mojones que van en dicha dirección, en un momento veremos una bifurcación una que desciende y otra hacía la derecha y entendemos que estamos en el camino correcto, continuaremos hasta salvar un último tramo bastante pendiente que nos dará paso a una zona más llana donde divisaremos al fondo el  Ibón de Perramó (2270m). 


                                Aigüeta de Batisielles aquí ya no había moscas...



              En el fondo bajo las ladera nevadas, nuestro próximo objetivo el ibón de Perramó.



              Se trata de un ibón de gran tamaño con unas aguas oscuras con tonos grises y verdosos, todavía queda algún nevero que desciende hasta sus orillas y rodeado de grandes montañas (tucas de igea (2800m), tuca del xinebro (2628m), tuca pala chula (2702m), pico de Escorvets (2902m),  y tras nosotros la aguja de Perramó (2550m.)).






                    Ibón de Perramó, paisaje de alta montaña.


             Sobre sus orillas descansaremos un buen rato y aprovecharemos para reponer fuerzas, la sensación de tranquilidad y soledad es absoluta, uno de esos lugares que no se olvidan y que en muchos momentos te gustaría ser transportado, el enclave es simplemente fantástico.  Tras comer y charrar un buen rato y ver la suerte que hemos tenido al encontrar el camino correcto para llegar hasta sus orillas, sin descender hasta Escarpinosa, emprendemos marcha hasta nuestro siguiente objetivo y este es la Tartera de Perramó, el camino es evidente continuaremos el arroyo que desciende, y  en poco tiempo llegaremos hasta sus orillas (2360m.), de dimensiones más reducidas. 



                                  Tartera de Perramó a 2360m.


            Tras las fotos volvemos sobre nuestros pasos y volveremos al ibón de Perramó, del que nos despediremos, seguiremos con nuestro recorrido y tras un comienzo un poco dubitativo encontraremos de nuevo el camino que nos llevará a la anterior bifurcación y esta vez tomaremos el camino que desciende directamente y nunca mejor dicho hasta el Ibón de Escarpinosa, el descenso es bastante penoso, piedra suelta al comienzo, para pasar a grandes bloques, prácticamente hasta el propio ibón, comentamos que la decisión de haber empezado por batisielles fue la acertada ya que esta subida hubiese sido bastante más dura.



                               Una foto de familia, con el ibón de Escarpinosa de fondo.
 
           Tras permanecer un buen rato descansando en la orilla del Ibón, decidimos emprender marcha poco a poco hasta la tienda, sobre las 18h ya nos encontramos tomando unos frutos secos acompañados de una ambar que nos sienta de maravilla, charlando relajados del excelente día de montaña que hemos vivido.
            Poco a poco el tiempo ira pasando, y decidimos que es el momento de preparar la cena, tras esta daremos un paseo, el sol nos abandona y empieza a refrescar así que mejor momento para visitar nuestro pequeño “hotel”, que si bien no es el más confortable, tiene unas maravillosas vistas que pocos hoteles de gran lujo las pueden superar, el cielo esta totalmente despejado y los últimos rayos se reflejan sobre las afiladas cumbres.


                                           Ultimos rayos de sol.
                                  

            Nos levantaremos muy pronto sobre las 7 h., y tras recoger emprenderemos marcha hacía el coche, de nuevo el amanecer nos sorprende con unas imágenes para recordar.  Sobre las 9 ya estamos en el coche y en camino.




                               
 
            Haremos una parada en Benasque donde desayunaremos “de nuevo”,  la conversación en la barra del bar de un grupo, nos hace ver que es una  población que se respira montaña.  Bueno Benasque hasta pronto…


























































































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada