“La montaña más pequeña puede proporcionarte la mayor de las satisfacciones”.

GERLINDE KALTENBRUNNE

“El montañismo, los que lo viven lo sienten igual que tú, y a los que no lo conocen no intentéis explicárselo porque no os comprenderán”.

INSCRIPCION EN LA CIMA DEL PICO PUNTA AGUERRI.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Taillón 3144m. 05-09-2009

            Llevábamos bastante tiempo planificándola, finalmente integraríamos el grupo Gustavo, Ángel, Paco y Pedro (un servidor).  Salimos de Zaragoza a las 18,00 del viernes 4 de septiembre, llegando al refugio de Bujaruelo a las 20,30 justo a cenar, tras la cena y una pequeña charla pronto a la habitación ya que el día siguiente iba a ser duro, comentar que el refugio nos impresiono muy gratamente, nos alojamos en una habitación con dos literas.  Fue una "larga noche" para tres de los integrantes del grupo,  Ángel que dormía justo encima mía, no veas como roncaba, por fin el reloj "sonó" a las 6,30, para más inri sólo se le ocurre comentar a Ángel que había pasado mala noche.

                            Refugio de Bujaruelo punto de partida 1338m.

             Nos terminamos de preparar las mochilas tomando las últimas decisiones a la hora de llevar o no determinado material.  A las 7,30 tomamos el desayuno, y a las 8,00 emprendemos la marcha con muchos ánimos y conscientes de lo que nos espera.
             Comenzamos cruzando el puente sobre el río Ara, y rápidamente iremos ganando altura en continuos zig-zag, y continuaremos por pronunciadas pendientes hasta alcanzar el refugio de eléctricas, a partir de aquí el camino nos dará un respiro.

                         Puente sobre el rio Ara, deberemos atravesarlo.



                Inscripción que nos índica que quedan 2,30h. para el puerto Bujaruelo.

            Ya podemos divisar al final, el collado y la pedrera final, al regreso observamos que nos desviamos del camino marcado, lo cual nos hubiera facilitado (evitado la pedrera) bastante la subida, a las 10,30 llegamos a puerto de Bujaruelo (2270m), habiendo ya salvado 932m de desnivel.  Aquí observaremos que existe una carretera en el lado francés lo cual evita esta subida y facilita en gran medida el desarrollo de esta ascensión al Taillón.  En el puerto descansaremos y tomaremos fuerzas con el correspondiente bocata.

                        Ya podemos divisar al fondo el puerto Bujaruelo.


               Puerto de Bujaruelo 2270m. El Valle de Gavarnie cubierto por la niebla.

            A las 11,00 emprendemos de nuevo la marcha desde el puerto de Bujaruelo y caminaremos bajo las faldas del Gabieto y Taillón en su cara Norte, observando en todo momento al fondo el valle que conduce a Gavarnie.  Esta parte nos dará cierto "respiro" hasta que el sendero da un giro a la derecha que conduce hasta el collado de Serradets, donde la pendiente se agudiza, primero salvaremos un torrente proveniente del glaciar del Taillón, para ello nos ayudaremos de unas cadenas colocadas para tal efecto.  Una vez salvado nos queda una dura pendiente con continuos zigzag para llegar hasta el collado, pero antes ya podremos divisar la morrena terminal del glaciar del Taillón, así como el Dedo e intuir por donde va la senda para llegar hasta el Taillón.

                      De nuevo en marcha, camino del Collado de Serradets.


                            Paso equipado con una cadena que favore la subida.


                            Ya nos queda poco para llegar al Collado.

             La llegada al collado es algo especial, nuestras caras reflejan lo que tenemos frente a nosotros y difícilmente se puede explicar las sensaciones que experimentamos, nos encontramos quizá ante uno de los rincones más bellos del Pirineo con la cascada de Gavarnie (la más alta de Europa, cuyas aguas provienen del lago helado de Monte Perdido) al fondo, Marbore, los picos de la cascada, torre de Marbore, el Casco (todos ellos por encima de los 3000m), la Brecha, el refugio de Serradets situado en un lugar privilegiado...

             Antes de llegar al Collado, podemos obervar el glaciar del Taillón, el Dedo.


               Collado de Serradets. Un enclave espectacular, no sabes donde mirar...

           Consultando guías, descripciones de ascensiones sobre la subida al Taillón, desde la vertiente  francesa, en numerosas ocasiones aparece el refugio de Serradets, desde prácticamente que vi la primera foto no me dejo indiferente, su aspecto coqueto, pero sobre todo su enclave, con el circo de Gavarnie, con numerosos tres miles, Marbore, Picos de la Cascada, el Casco, por otro lado situado bajo la Brecha de Rolando… todo ello me hizo pensar en más de una ocasión yo quiero dormir allí.
  El refugio de Serradets se construyo en 1957, se  encuentra situado a una altitud de 2587m, es uno de los refugios de mayor altitud de los Pirineos, así el más alto con 2666m es el de Tucarroya si bien es un refugio libre, consta de 60 plazas en el periodo guardado desde 1 mayo a 30 septiembre y fines de semana de octubre.  El número de plazas se reduce el resto del año a la mitad.
La verdad que todos los integrantes que pernoctamos en el refugio salimos en mayor o menor medida un poco decepcionados sobre todo por la sensación de que el número de plazas debería ser menor en relación al tamaño de refugio, ya no sólo en las estancias para dormir sino también en el comedor… pero hay que reconocer que estamos a 2587 m, y cuando llamamos para reservar plaza, todos queremos entrar como sea, así nosotros en principio nos iban a alojar en el comedor ya que estaba completo , si bien alguna baja nos permitió dormir en las literas.  Yo personalmente pese a todo lo anterior, no me arrepiento para nada ya que uno de mis sueños se ha cumplido.
Quizá estemos muy mal acostumbrados y pensamos en los refugios como si fuesen pequeños hoteles, y es evidente que tienen sus limitaciones como anteriormente he comentado, lo que si se debe exigir es un trato correcto por parte de los guardas, si este es bueno el resto se hace más comprensible.

                     La Brecha, desde el interior del Refugio de Serradets, 2587m.


             Después de  las fotos y la contemplación nos dirigimos al refugio (2587m) al que llegaríamos a las 13,00 h.  Tras deliberar y ayudados por el estado de euforia en que nos encontramos decidimos no comer, dejar las mochilas y subir únicamente con agua y algún fruto seco, barritas..., ya que a las 19,00 nos espera la cena (en Francia se cena a esa hora en fin), y si comemos quizá no lleguemos a tiempo, bueno a las 13,30 emprendemos la marcha, con un primer objetivo, la Brecha, observamos la fuerte pendiente y el sendero marcado formado por piedra pequeña que nos hace estar atentos ante cualquier resbalón, primero alcanzaremos una "terraza" que nos permite realizar un pequeño descanso y realizar numerosas fotos, de nuevo otra fuerte pendiente esta ya definitiva, primero será necesario atravesar un pequeño nevero y finalmente una pequeña trepada y ya estamos en la Brecha (2805m), de nuevo un mar de sensaciones se acumulan en este lugar "especial" en frente de nosotros el valle de Ordesa, a nuestra izquierda el Casco a nuestra derecha el Pico Bazillac.

                          De camino a la Brecha, alejandonos del Refugio.


             Alcanzamos una terraza, ya observamos lo que nos queda para la Brecha.

                                     Gustavo "iluminado" curioso efecto.
 
            El primer y gran objetivo estaba cumplido nos encontramos con numerosas personas contemplando el entorno la mayoría de ellas darán por finalizada la jornada y es que llegar hasta aquí ya reconforta con creces el esfuerzo realizado.

                  Ya casí estamos, un último esfuerzo y llegamos a la Brecha, 2805m.

                                           Ya no queda nada...

                          Un gran ambiente en la Brecha...

                          Espolón Bazillac.                            Espolón Clos.                      


             Sin entretenernos en exceso continuamos la marcha, pegados a la pared del pico Bazillac, una mirada hacia atrás nos permite tomar una imagen  en que la Brecha prácticamente desaparece.



                Angulo en que la Brecha desaparece, a la derecha el Casco 3006m.

            Pronto alcanzaremos la falsa Brecha y el Dedo, éste lo bordearemos por su cara Norte (lado francés), una vez bordeado el Dedo continuaremos por la Arista, la pendiente se va agudizando y debemos realizar numerosas paradas ya que las fuerzas van un tanto justas, vamos poco a poco ascendiendo yo me guió por el altímetro del reloj, y veo que todavía marca 3070m pero para mí sorpresa veo a Paco un poco más arriba que índica que ya ha hecho cima (3144m).

                          Llegando a la falsa Brecha, y al Dedo.


                                               Llegando al Dedo.


              Ya tenemos el Taillón a nuestro alcance "visual", el camino es evidente.


                           Impresionante, poco se puede decir, bueno quizá sobre yo ...
        
            LO CONSEGUIMOS a las 16,00 h, tras 8h de la salida de Bujaruelo.  Las vistas son impresionantes podemos observar el Vignemale con su glaciar, a lo lejos intuimos el Midi, Anayet, así como el valle de Ordesa, Gabietos, el Casco y la existencia de alguna nube nos privó de ver Monte Perdido.
            El Taillón o Punta Negra, posee una altitud de 3144m, y es uno de los tres miles más “asequibles” del Pirineo y quizá el recorrido que nosotros hemos realizado, uno de los más bellos y espectacular del Pirineo, en numerosas ocasiones siempre elegimos ésta como la salida más completa.  Si bien en su cara norte no tiene un carácter tan amable y es una de las paredes más codiciadas por los escaladores, y en ella se han producido numerosos accidentes con fatal desenlace.

                             Cima del Taillón 3.144m. Y al fondo el Vignemale.

                           En nuestras retinas un amplio horizonte.


                  El macizo del Vignemale aproximado un poquito con el zoom.


            En la cima estaremos unos minutos, tras las fotos y disfrutar de todo nuestro entorno comenzamos a descender con cuidado de no resbalar.
            Pronto llegaremos de nuevo a la Brecha, una última mirada y para abajo, tras algún que otro resbalón llegaremos al refugio a las 17,30h, todavía nos había sobrado algo de tiempo para la cena.
Cansados pero tremendamente contentos, nos relajamos y nos sentamos fuera del refugio tomando una cerveza, frente a nosotros los últimos rayos de sol se proyectan sobre las montañas dándole un peculiar color rosáceo y  anaranjado, una estampa impresionante.

                            Ultimos rayos de sol desde el Refugio.  



Conscientes del esfuerzo realizado, salvando un desnivel nada despreciable en un sólo día  1846m. Todavía en nuestras retinas las imágenes de una jornada para no olvidar.
            Antes de la cena nos indican las literas que nos han correspondido, estas son cuatro consecutivas en la tercera altura, tocando prácticamente el techo, dando una sensación un poco de claustrofobia.  Paco y yo aprovechando un despiste de Gustavo, nos adelantamos y elegimos el orden, dejando en un extremo a Ángel (que tan mala noche nos hizo pasar el día anterior con sus ronquidos)  junto a él Gustavo, luego un servidor y finalmente Paco (el más alejado).   Tras dejar nuestras pertenencias sobre las camas como símbolo de propiedad nos bajamos a cenar.
            A las 19,00 ya nos encontramos en nuestro lugar para la cena, cada grupo tenemos un lugar asignado, a nosotros nos toca junto a la ventana, todavía podemos ver montañeros que descienden de la brecha.  La cena para mí gusto no estuvo nada mal, quizá el espacio reducido del comedor para albergar a tanta gente, a nuestro lado un grupo de franceses con los que compartimos la comida que nos van sirviendo. 
            Tras la cena, pronto nos iremos a la cama, ya que además del cansancio, la oscuridad va ganando terreno, nos acostaremos cada uno en su lugar con un Gustavo un tanto resignado, el silencio se va adueñando de la habitación, hasta que este se rompe con los ronquidos, pero para sorpresa de todo y sobre todo de Paco, el cual lanzo una exclamación que le salió de lo más profundo de su ser “NO ME JODAS”,  no se trataba de Ángel que se encontraba en la esquina, sino que se trataba de su compañero de al lado, como podéis imaginar el cachondeo fue general.

                            Amanecer, Gustavo contemplando la Brecha.

 
           Tras levantarnos y tomar el desayuno, Paco y yo decidimos acercarnos hasta el circo de Gavarnie para divisar la Cascada,  la más grande de Europa con 423 metros, la sensación desde el refugio es que estaba muy próxima, si bien se nos hizo un tanto pesado el recorrido sobre todo a la vuelta, y es que el esfuerzo el día anterior había sido considerable. 
            Nos aproximamos hasta la pared del circo, lo cual nos permitió unas buenas vistas, unos meses antes Pilar y yo pasamos un fin de semana en Gavarnie y tuvimos la ocasión de divisar y “tocar” la Cascada, aunque lo que más impresiona es su enclave, el Circo. 
            Pese a la proximidad fronteriza de la población de Gavarnie, para llegar a ella, es necesario dar una buena vuelta en coche, ya que no hay un acceso directo, y serán necesarias  más de cuatro horas desde Zaragoza, la población es pequeña y enfocada totalmente al turismo.
            Tras retornar de contemplar el Circo de Gavarnie, nos juntaremos de nuevo en el refugio, donde echaremos un último vistazo al entorno y en especial a la Brecha, poco a poco iremos descendiendo.
            De nuevo llegaremos al Refugio de Bujaruelo, pillaremos el coche, y haremos una parada en Torla, donde daremos cuenta de unas cervezas, y comeremos, recordando momentos de un fin de semana inmejorable. 

            Hasta la próxima.


No hay comentarios:

Publicar un comentario