“La montaña más pequeña puede proporcionarte la mayor de las satisfacciones”.

GERLINDE KALTENBRUNNE

“El montañismo, los que lo viven lo sienten igual que tú, y a los que no lo conocen no intentéis explicárselo porque no os comprenderán”.

INSCRIPCION EN LA CIMA DEL PICO PUNTA AGUERRI.

sábado, 13 de julio de 2013

Ibones Azules (2410m.) 06-07-13



         
           Este año no esta siendo muy propenso en salidas, por varias causas, sobre todo el tema climatológico,  lo que hacía que tuviésemos muchas ganas de volver a la montaña, y es que las pilas estan ya muy cerca del 0 %  y hay que recargarlas.  Elegimos este día para realizar una salida sin ninguna pretensión, pasar un buen día de montaña y que mejor que los ibones azules, los cuales visitamos hace ya unos diez años, y también cuando visitamos el ibón de Tebarray.
En esta excursión nos acompañarán Carlos y Jorge (mi hijo), para los cuales supondrá en mayor o menor medida sus inicios con este mundo, la verdad que salieron encantados con la experiencia, y es que los ibones azules y su entorno enamoran.  Comentar que esta excursión va a ser en cierta medida atípica, ya que las condiciones de nieve para esta época de año van a ser excepcionales.  A partir de los ibones de Bachimaña, la nieve va a ser una constante y si no fuésemos conscientes del calendario pensaríamos que tranquilamente podría ser mayo, lo que hace que la excursión sea mucho más atractiva sobre todo para la vista.



                                         Primeros rayos de sol sobre Argualas y Garmo Negro.




          Partiremos sobre las 8, desde el balneario de panticosa (1636m.) esta vez el grupo es más nutrido, somos 6, (Carlos, Jorge, David, Gustavo, Paco y el que lo narra Pedro).  La senda comienza junto al refugio casa de piedra, pronto como todas las salidas desde el balneario, son exigentes desde el primer momento en seguida comenzamos con sucesivos zigzag  a ganar altura rápidamente, iremos junto al cauce del río Caldarés, el cual será una u otra vez objetivo de nuestras cámaras sobre todo la de Carlos, por los numerosos saltos de agua de una gran belleza.


                               Carlos y Jorge al fondo una de las cascadas del rio Caldarés.



          Poco a poco iremos avanzando hasta llegar a la cuesta del Fraile, la cual nos salvara de un paredón que una vez superado nos depositara sobre el ibón inferior de bachimaña, y el nuevo refugio. La cuesta del fraile, la superaremos sin problemas (pensábamos que a Carlos igual se le iba a atragantar un poquito, pero no fue así).  Tras dos horas de marcha llegamos a ibón inferior de bachimaña (2170m) donde pararemos a reponer fuerzas, Jorge estrenaba botas y tenía una pequeña rozadura en el talón, aprovechamos para poner alguna tirita que le alivie.  Gustavo y Carlos se acercarán hasta el nuevo refugio para saciar su curiosidad. 




               La temida cuesta del fraile, con su cascada que proviene del Ibón de Bachimaña.




           De nuevo en marcha, la senda ahora se elevara sobre el ibón, pronto nos encontraremos con un nevero que desciende hasta el ibón, la nieve no se encuentra helada, con mucho cuidado lo sortearemos, un resbalón podría tener fatales consecuencias.


                                     Ibón inferior de Bachimaña, al fondo el nuevo refugio.




                               Nevero que desciende hasta el ibón, hay que pasarlo con cuidado.



          En unos 20 minutos llegaremos al ibón superior de bachimaña (2207m), el cual se encuentra parcialmente helado, con multitud de pequeños “iceberg” flotando en la superficie, lo bordearemos hasta el arroyo proveniente de los ibones azules, desde allí seguiremos este arroyo para alcanzar el ibón azul inferior (2380m) aproximadamente una hora, el cual se encuentra represado, también se encuentra parcialmente helado, aquí haremos un alto y descansaremos un poquito reponiendo algo de fuerzas, aquí tendrá lugar la anécdota del día David, quiere subirse en una piedra próxima a la orilla, me figuro que para hacerse una foto, cuando no puede mantener el equilibrio y acaba cayendo al ibón, no veas lo rápido que salio, con numerosos aspavientos de que él agua no estaba muy caliente que dijéramos, esto trajo como se puede suponer algún que otro comentario, broma y alguna que otra risa (que malos que somos) .


                                   Esto que es, primavera, otoño, invierno... o verano ¿?.

                                     Al fondo arroyo proveniente del Ibón Azul inferior.

                                       Una mirada hacia atrás, Bachimaña superior.


                              Toda la expedición al completo (Jorge, Gustavo, Carlos, David, Pedro y Paco.)



                                    Reflejo de los infiernos sobre el ibón azul inferior.

                                           David secandose tras darse "un baño" en el ibón Azul.



          De nuevo nos ponemos en marcha hacía el ibón azul superior, para ello ganaremos algo de altura y lo bordearemos por la derecha hacía el torrente que desagua, aquí de nuevo tendremos que aumentar un poco la atención ya que hay algún paso un tanto expuesto, así en unos 45 minutos llegaremos a sus orillas (2410m), este todavía se encuentra todavía más helado.  Al fondo divisamos el collado del infierno, que una vez superado lleva al ibón de Tebarray, también comentado en este bloc, aquí daremos punto final a la excursión, decidimos parar a comer en el mismo lugar que hemos almorzado, en las inmediaciones del nuevo refugio, tras comer de nuevo en marcha el calor se hace sentir, y sobre las 16,30 llegaremos al refugio casa piedra donde nos refrescaremos y haremos balance de un día perfecto.



 
                                     Jorge superando un nevero, pronto el ibón azul superior.


                               Ibón azul superior, al fondo el collado de los infiernos.



          Como resumen un día excepcional en todos los sentidos, en lo climatológico con un día soleado y sin viento, pero tampoco con un calor asfixiante la nieve ayudaba, por otra parte disfrutar de una sencilla excursión pero muy agradecida con un recorrido espectacular dado lo particular del año con muchísima agua y nieve lo cual lo hacía mucho más vistosa y que decir de esa imagen de los ibones azules y al fondo los infiernos … así como acercar la montaña en este caso a Carlos y Jorge, y ver que ellos también están disfrutando.

Hasta la próxima…
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada