“La montaña más pequeña puede proporcionarte la mayor de las satisfacciones”.

GERLINDE KALTENBRUNNE

“El montañismo, los que lo viven lo sienten igual que tú, y a los que no lo conocen no intentéis explicárselo porque no os comprenderán”.

INSCRIPCION EN LA CIMA DEL PICO PUNTA AGUERRI.

domingo, 5 de julio de 2015

Pico Baziás 2720m. 19-06-2015



          
           El Pico Baziás, se encuentra entre Panticosa y el Valle del Ara, comunicándose ambos por el Cuello Alto de Brazato.  Se trata de un privilegiado mirador, sobre todo al macizo del Vignemale, al cual se dirigirá la mayor parte de nuestras miradas, más a lo lejos el Valle de Gavarnie-Ordesa. con Marboré, Añisclo, Monte Perdido, Cilindro, Casco, Taillón, Gabietos... más a la derecha y algo más lejos podremos reconocer la inconfundible Collarada, Pala de Ip, y más a la derecha, Balaitus, Gran Facha...

                            Pico Bazias desde el Cuello de Brazato.


          Hace mucho tiempo que teníamos pensado alcanzar su cima, en 2008 junto con Paco y con raquetas llegamos hasta el Cuello Alto de Brazato,  pero no llevábamos crampones. Esta vez se nos acompañara Chema un compañero de curro, el cual tiene una  dilatada experiencia en Pirineos pero tampoco lo había subido.
Partimos a la hora de casi siempre, a las 6 desde Zaragoza, y sobre las 8 ya nos encontramos en el Balneario de Panticosa (1630m.), punto de partida.  Tras los donuts, tradición a la que se unirá Chema muy gratamente, últimos preparativos y en marcha, nos espera un desnivel nada despreciable de 1100m.
Comenzamos por las escaleras que se encuentran tras el hotel spa, como todas las rutas que parten del balneario, empezamos a enlazar continuos zig-zag, ganando altura rápidamente.  El camino no tiene perdida progresaremos por el GR-11, un cartel nos indicará la dirección hacía los ibones azules y otra hacía nuestro destino inicial los ibones de Brazato.

                           A nuestras espaldas Argualas, Garmo Negro, Infiernos ...


            A nuestra espalda durante toda esta primera parte de la subida tendremos unos vigilantes de lujo; Garmo Negro, Algas, Argualas...a los que se unirán los Picos de los Infiernos, nuestras miradas también se dirigirán hacía ellos, recordando grandes momentos, sobre todo el Collado de Pondiellos, que siempre nos pone a prueba.
Bueno a lo que vamos, dejaremos a nuestra derecha el ibón inferior de Brazato y seguiremos progresando, son las 10,15 llevamos 2 horas y alcanzamos el ibón "superior", donde pararemos a reponer fuerzas con nuestro primer bocadillo.  El día está siendo excepcional un cielo totalmente despejado, y con un viento que al principio nos molestaba, pero que luego lo agradeceremos sobre todo en el descenso.


                      Ibón superior de Brazato.



           Tras reponer fuerzas, en marcha, seguiremos por el sendero que discurre por la izquierda del ibón y  remonta un torrente de agua procedente de los ibones superiores. Una vez superado dicho torrente nos esperan los ibones superiores de Brazato, los bordearemos a media ladera por la derecha por una zona pedregosa si bien deberemos atravesar un par de neveros que todavía se resisten a desaparecer, llevamos los crampones, pero decidimos no ponerlos ya que la nieve salvo algún pequeño tramo no presenta complicaciones.  Ya divisamos el Cuello Alto de Brazato, tenemos ganas de llegar a él, ya que sabemos lo que nos espera, y no es otra cosa que una espectacular vista sobre el macizo del Vignemale, llegar hasta aquí ya merece la pena, y a nuestra derecha nuestro objetivo.

                                       Torrente de agua, proveniente de los ibones.


                                             Uno de los ibones superiores.

                                      Aqui otro.


                                   Algún que otro nevero, antes de llegar al collado.


                                         Chema, al fondo el Collado.


                                  Cuello de Brazato y al fondo el Macizo del Vignemale.




          Son las 11,15 tras las fotos, y contemplar un buen rato nuestro entorno, un cuarto de hora más tarde nos ponemos en faena y esto no es otra cosa que dirigirnos hacía el Pico Bacías, para ello deberemos atravesar de nuevo algún que otro nevero, nos vamos guiando mediante los hitos, e intuimos por donde deberemos progresar, no la tenemos muy estudiada, así que tendremos que improvisar, una vez en la base decidimos ir ganando altura trazando una diagonal hacia la izquierda, la subida es algo penosa con mucha roca suelta, hay que extremar la prudencia ya que alguna que otra ocasión alguna que otra ha rodado ladera abajo, con alguna que otra duda seguimos progresando hasta llegar a un pequeño collado, que nos ofrecerá unas espectaculares vistas hacía la otra vertiente, observamos que hemos "aparecido" justo a la izquierda de la cima y lo que nos queda para acceder a ella, tras las fotos y un pequeño descanso en marcha, ya sólo nos quedará progresar sobre una amplia cresta para llegar a ella.


                          Pequeño Collado, lo que nos queda para la cima.


                                       Vignemale desde la cima.

                             Ibones de Bazias, al fondo Monte Perdido, Taillon, Gabietos....



          Son las 12,15 y nos encontramos en la cima (2720m.), con unas vistas espectaculares mires por donde mires, si bien el magnetismo del Vignemale dirigirá la mayoría de nuestras miradas. Tras una amplia sesión de fotos y empaparnos de todo el paisaje que nos rodea, de nuevo en marcha, observamos donde está el camino "bueno" y descendemos por él, son las 13.00h. a las 14h. de nuevo en el lugar donde habíamos comido nuestro primer bocadillo, ahora toca el segundo, en una media hora de nuevo en marcha y sobre las 16,00h de nuevo en el balneario, ahora nos esperan unas cervezas en el refugio de Piedra.

                             Cima del Bazias, Chema, Paco y un servidor.


 
          Como resumen el Pico Bazías es un excelente mirador, como todas las excursiones que parten del Balneario se gana muy rápidamente altura, deberemos salvar unos 1100 m. de desnivel, sin dificultad técnica, únicamente con nieve, importante llevar crampones.   
          Durante el recorrido tenemos oportunidad de observar los ibones de Brazato, para llegar al inferior (mucho más "bonito" que el superior, en nuestro caso ya lo habíamos visitado ) deberemos desviarnos de la ruta, si bien una vez en él no será necesario regresar para retomar el camino y podremos enlazar de nuevo con el sendero principal.  Con llegar al cuello de Brazato, la recompensa es grande y si se quiere rematar con la ascensión al Bacías, ya es la guinda para esta estupenda tarta.


          Hasta la próxima ...





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada